Que se cuece en la cocina?

sábado, 22 de septiembre de 2012

Bacalao en salsa verde con mejillones y gulas

He aquí un plato que ha salido de un plato que no he conseguido realizar dado que el producto en cuestión era nefasto. Mi idea original era hacer bacalao al pil pil, un plato rico y contundente y encima de mi tierra pero resulta que los lomos que hemos comprado para hacerlos ( de la marca blanca de El Corte Inglés) son horribles; tan nefastos que no parece bacalao sino plástico además sin sabor ni gota de sal. Es una pena ya que hay otras marcas blancas que ofrecen unos productos la mar de interesantes como es el Día y sus lomos de bacalao. Tan mala compra nos ha llevado a que el bacalao no soltara ninguna gelatina y en su posterior intento de ligazón,el aceite en frío después de haber frito el bacalao era inhumanamente imposible ligarlo.

Pero como somos gente de recursos y de buen llantar ^^ , hemos decido que el bacalao que teníamos frito con su aceite podíamos transformarlo en otra receta muy rica, casera y fácil de hacer. Es cierto que de la manera en que lo he hecho yo ha sido para aprovechar lo teníamos ya hecho, puesto que esta no es la manera original de hacer un pescado (bacalao o merluza por ejemplo ) en salsa verde... pero las cosas como son, nos ha quedado espectacular.

INGREDIENTES

- 4 lomos de bacalao ( si de ese que viene congelado de tres en tres )
- Carne de mejillón cocido ( hay bolsas en la sección de congelados de los supers)
- 1 paquete de gulas
-  1/2 de aceite de oliva virgen extra
- 4 dientes de ajo
- Perejil
- Harina
- 1 Cayena
- Sal
- Agua

Como había frito el bacalao para hacer la salsa pil-pil, anteriormente había dejado durante 20 minutos los 4 dientes de ajos cortados en láminas y la cayena abierta en dos en aceite a fuego muy bajo para aromatizarlo. Una vez dorados los ajos los he retirado y apartado para la fritura del pescado. Y eso si, el bacalao ha sido frito a pelo, me refiero que no le hemos dado harina antes de echarlo al aceite.

Bueno, como teníamos la cazuela con el bacalao y el aceite que no ligaba, le hemos dado un hervor  y cuando estaba casi en ebullición la cazuela con el aceite y pescado, zas! hemos añadido harina. Igual os preguntáis la cantidad pero es que lo hago a ojo pero mas o menos podía ser una cuharada sopera. Hemos revuelto la harina con el aceite para que ligue bien y una vez echo eso hemos añadido agua y hemos dejado cocer un poco. Poco después han caído los mejillones que ya viene cocido y el perejil fresco cortado muy fino y lo hemos dejado en la cazuela unos 5 min para que todos los sabores se mezclen bien.
Las gulas sin embargo las hemos hecho aparte en una sarten con un poco de aceite, ajo y cayena, todo a fuego muy vivo durante un minuto. Una vez echas se retiran del fuego y se apartan para acompañarlas con el bacalao y los mejillones.

Y bueno he aquí el resultado.







Al final a pesar de que el bacalao era de nula calidad (textura de plástico y soso) , con el sabor del aceite aromatizado, el perejil, los mejillones ( excelentes por cierto) , las gulas y mucho cariño ha quedado impresionante pero creo que hubiera quedado un poquito mejor si a la salsa le hubieramos añadido un poco de vino blanco, eso hubiera sido sublime ^^ . Y bueno si a este plato le añades unos esparragos, unos guisantitos y un huevo cocido ya es para levantar la txapela.

5 comentarios:

  1. hola, tiene una pinta muy apetecible, eso sí las gulas para mi fuera, porque no me gustan, je,je,je...gracias por la receta y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! como he puesto en el último párrafo de esta entrada sino te gustan las gulas añade espárragos (a mi no me gusta), guisantes, huevo cocido, patatas frías o por ejemplo una cebolla caramelizada que le tiene que ir estupendo ^^.

      Eliminar
  2. Mmmmmmmmmmmmm buena pinta y mejor sabor!!

    Que gran forma de arreglar el plato que no has podido hacer :D

    ResponderEliminar